FANDOM


SeguridadCerteza

Una clase importante de problemas de decisión incluye aquellos en los cuales cada acto disponible para quien toma la decisión tiene consecuencias que pueden ser conocidas previamente con certidumbre (certeza). A tales problemas se le llama toma de decisiones bajo condiciones de certidumbre.

La toma de decisiones bajo certidumbre no es un proceso sencillo, cada una de las tareas a las que se enfrenta quien toma la decisión bajo certidumbre; identificar los actos disponibles, medir las consecuencias y seleccionar “el mejor acto” involucra el uso de la teoría de la programación lineal.

La certeza o certidumbre es la condición en que los individuos son plenamente informados sobre un problema, las soluciones alternativas son obvias, y son claros los posibles resultados de cada decisión. En condiciones de certidumbre, la gente puede al menos prever (si no es que controlar) los hechos y sus resultados. Esta condición significa el debido conocimiento y clara definición tanto del problema como de las soluciones alternativas. Una vez que un individuo identifica soluciones alternativas y sus resultados esperados, la toma de la decisión es relativamente fácil. El responsable de tomar la decisión sencillamente elige la solución con el mejor resultado potencial. Por ejemplo, de un agente de compras de una imprenta se espera que ordene papel de calidad estándar al proveedor que ofrezca el menor precio y mejor servicio. Por supuesto que generalmente el proceso de toma de decisiones no es tan simple. Un problema puede tener muchas posibles soluciones, y calcular los resultados esperados de todas ellas puede ser extremadamente lento y costoso.

Pasos para acertar en la toma de decisiones bajo certidumbre Editar

Aunque la toma de decisiones bajo certidumbre es el escenario menos arriesgado de los tres, eso no quiere decir que automáticamente la decisión sea fácil. La persona responsable de la decisión debe realizar tareas analíticas y valorar diversos factores para maximizar las posibilidades de acertar. Este sistema paso a paso incrementa las posibilidades de acertar en la toma de decisiones bajo certidumbre:

  1. Definición lo más precisa posible del problema que se va a tratar y sus posibles soluciones. Para ello, conviene investigar toda la información disponible sobre él.
    7e9a7d291fc10b3a2036546aab9fb8ae
  2. Análisis de todas las variables posibles. Algunas de ellas pueden estar bajo el control de la empresa, mientras que otras se escaparán a su ámbito de acción. En cualquier caso, es esencial tener todas en cuenta para no falsear la decisión.
  3. Identificación de todas las alternativas posibles y, dentro de ellas, de cuáles son las deseables. Una vez hayamos escogido las alternativas preferibles y realistas, debemos analizar cada una de ellas en más detalle. ¿Cuáles son sus consecuencias a corto, medio y largo plazo? ¿Cómo pueden influir o afectar a la empresa?
  4. Una vez completados todos los análisis anteriores, ya estarás en disposición de escoger la opción que más beneficie a la empresa en función de sus objetivos.
  5. Un último paso: analizar los resultados de la decisión. ¿Son los esperados? ¿En qué difieren? ¿Cómo puede mejorarse el proceso para la próxima ocasión?

De acuerdo a este tipo de problema podemos desarrollar dos modelos, los cuales nos pueden llevar a conocer la decisión certera. Estos modelos son:

El contenido de la comunidad está disponible bajo CC-BY-SA a menos que se indique lo contrario.